Nydia (dunke_engel) wrote in jrockfics_spain,
Nydia
dunke_engel
jrockfics_spain

room 304

aviso, es un death fic.
parejas:kyo x tochi



las hojas de los cerezos caian de las ramas de los arboles sobrevolando sus manos. habia sacado los brazos a traves de las rejas de su habitacion para sentir el tacto de los petalos rosados entre sus finos dedos. sus ojos ausentes no miraban mas alla de los arboles, eran incapaces de enfocar otra cosa que no fuera los cerezos en flor. parpadeo despacio y suspiro con fuerza al oir como se abria la puerta. ignorando todo lo que habia a su alrededor se acerco mas a la ventana para poder sentir la luz del sol cerca de su rostro. cerro los ojos y se dejo llevar por la melodia del viento a un lugar donde solo estuvieran el y sus cerezos.

"quiero irme a casa...necesito salir de esta habitacion...¿por que no me dejan en paz? ¿que hecho yo para estar aqui?"

abrio la puerta temblando.era su primer trabajo fuera de los instrumentos y los bafles, y el tener que tratar con gente que jamas sabia como podia reaccionar no era precisamente un plato de gusto. cogio aire con fuerza y se dispuso adentrarse en aquella habitacion. la enfermera jefe le habia dicho que tuviera cuidado especial con aquel paciente,que no se dejase embaucar por el aspecto fragil que habia tras las gafas de montura metalizada, y los ojos marrones vacios y fijos en el paisaje muerto.le habia asegurado que los que parecian mas cuerdos a veces eran los mas peligroso por la agilidad con la que podian llegar a pensar.
cerro la puerta tras de si y se quedo mirando hipnotizado la figura que habia delante de el. envuelto en uno de los pijamas blancos del hospital habia un cuerpo pequeño y de aspecto terriblemente fragil. no supo que hacer al ver que estaba totalmente pegado a la ventana y con los brazos extendidos mientras jugaba con los petalos que caian cerca de el. le habian dicho que solo tenia que darle una vuelta por el centro sobre una silla de ruedas,lo que le hizo pensar que el paciente no podria caminar,pero el verlo alli de pie le rompio los esquemas.

sentia como lo observaban,pero no sabia quien era. no sentia el aura de la enfermera que venia todas las tardes a apartarlo de su ventana, del unico contacto con el mundo. suspiro al oir como se acercaban poco a poco a el. notaba el miedo del intruso,suponia que le habian advertido de que era un paciente dificil, mas de una enfermera o dos habian acabado renunciando a su puesto de trabajo por su culpa. "si yo no les hago nada,penso. son ellas las que se enamoran de mi y se frustran por no obtener respuesta. a esta pobre le ocurrira la mismo..." sin que lo esperase su cuerpo se sobresalto. una voz grave pero extrañamente dulce lo llamo por su nombre.

lo vio girar y sintio como se encogia su alma. sus ojos se quedaron fijos en el marron ausente de los del otro joven. el flequillo se adentraba en sus ojos y la melena roja que llegaba hasta su nuca caia sobre su rostro ensombreciendolo aun mas. llevaba los mechones desfilados en mil sentidos lo que aniñaba todavia mas aquel rostro de ojos ausentes. deseo abrazarlo con todas sus fuerzas. nadie le habia dicho que le ocurria, sin embargo le habian dado su mas sincero pesame las enfermeras cuando se enteraron de que el estaria a cargo del paciente de la 304. con miedo se acerco algo mas al joven que seguia inmovil en su posicion. "¿Kyo?" repitio de nuevo esperando una respuesta.

"soy yo, penso. no te han dicho nada de mi... lo siento por ti, pareces buena persona, vas a volverte loco si tienes que cuidarme...tan loco como lo hizo el, tan loco como acabare yo si no me dejan salir de aqui..." despacio comenzo a caminar hacia el joven de melena azulada. cuando estuvo un par de pasos mas cerca de el se dio cuenta de que le sacaba mas de una cabeza. "ya estoy acostumbrado a ser el mas pequeño siempre, por otra vez no pasara nada"

lo vio acercarse a el y noto como lo analizaba para despues volver a la ventana y continuar mirando los cerezos en flor. no sabia que podia hacer, no le habian dado mas ordenes que el que saliera de la habitacion cerca de una hora, o si tenia la paciencia suficiente un par de ellas. camino despacio hasta el y se puso a su lado mirando los cerezos. Kyo sentia como alternaba el mirarlo a el y a los arboles. no pudo evitar fijar los ojos en el una de las veces que giro hacia su lado,y se quedo ausente frente a su nuevo enfermero. tenia una extraña belleza que le atraia y hacia que no mirarlo resultase dificil. "eres casi tan bello como los cerezos,pero no creo que jamas llegases a entenderme como lo hacen ellos". giro la cabeza despacio, pero al oir como lo llamaban de nuevo se quedo congelado.

se giro al oir como los llamaban a ambos. que quedo palido al ver a la enfermera jefe alli metiendo la silla de ruedas en la habitacion. "¡toshiya! si quieres ganarte el sueldo tendras que hacer tu trabajo. te dije que tenias que sacarlo fuera de la habitacion minimo una hora. como ya habras visto no habla por mas que se le insista. bueno, aqui tienes la silla. puedes ir por donde quieras mientras no salgas del recinto. el resto de enfermeras lo suele llevar a la sala comun y asi no se desesperan tanto. si pones la silla frente a la ventana se quedara mirando los cerezos como hace siempre. pero como hoy es tu primer dia, haz lo que quieras."

Kyo lo vio asentir para despues acercarse a el. "vamos Kyo, voy a liberarte de estas paredes un rato". pese a que quisiera, su cuerpo se negaba a reaccionar. estaba congelado en el sitio sin dejar de mirar a las manos de la enfermera. en ellas dormia una jeringuilla que sabia donde iria. pese a querer no hacerlo, comenzo a sufrir espamos por todo su cuerpo. le aterraba que le injectasen aquel tranquilizante que no necesitaba. Toshiya empalidecio al ver con la violencia con que reaccionaba al ver como la enfermera se acercaba a el para pincharlo. sus ojos se clavaron de repente en los suyos suplicandole ayuda. veia el panico en ellos y la impotencia de sentir como un cuerpo no reaccionaba por mas que quisieras. sin saber por que su mente actuo de aquella manera, se interpuso entre la enfermera y su paciente. "¡no! ¿le dan panico las agujas, no lo ves?" la enfermera se quedo sin habla al oir aquello. ¿Kyo? ¿el ser mas sadico del hospital con miedo a las agujas? ¿el que casi estrangula a todas las enfermeras cada vez que....? intentaban injectarle algo... "joder....nunca antes nos habiamos dado cuenta y tratabamos de mantenerle quieto a base de calmantes"
al ver como la mujer se detenia, su cuerpo pudo reaccionar y se escondio detras del joven, aferrandose con fuerza a la bata blanca que llevaba. "kyo,...solo asiente o niega....¿te dan miedo las agujas?" la mujer vio que no salia de detras del nuevo enfermero que se habia quedado rigido al sentir como el otro lo agarraba.
sintio un tacto frio en su espalda que se deslizaba de arriba a abajo de la misma. "esta moviendo los dedos en mi espalda trazando una raya vertical" dijo Toshiya asustado. "no tengas miedo, penso sin soltarlo, solo estoy contestando que si" de golpe sus manos perdieron la tela de entre los dedos, y su rostro estuvo a escasos centimetros del de Toshiya, haciendo que se asustase. "tranquilo, no te preocupes Kyo, nadie te va a pinchar, ¿vale?"

vio como los ojos antes asustados volvian a quedarse perdidos en el vacio. despacio se atrevio a tocarlo y guiarlo hasta la silla, donde lo ayudo a sentarse. vio como su cuerpo se encogia, y su cabeza caia como inerte hacia un lateral. "no te preocupes, es asi. no tiene solucion. su mente esta totalmente ida. solo hubo una persona que consiguio llegar hasta el,pero la depresion de Kyo lo absorvio hasta el punto de que no aguanto mas y se rajo las venas. desde aquel momento lo perdimos para siempre" se estremecio al oir aquello. ¿cuantos años tendria? no creia que llegase a los veinticinco. no era capaz de asimilar como alguien con un aspecto tan fragil podria esconder una vida tan tormentosa a sus espaldas. armandose de valor cogio los agarraderos de la silla y la saco de la habitacion comprobando lo poco que pesaba aquel cuerpo. sabia que la enfermera lo seguiria para ver donde iban, cosa que no le hacia mucha gracia. "¿podria salir al jardin? hace una tarde muy buena" la mujer se sorprendio. "como quieras,pero ten cuidado de que no trate de escapar" Toshiya asintio y empujo la silla hacia el montacargas.

el chirriar del metal le molestaba en los oidos y el ajetreo de la silla le incomodaba de manera horrible. pero nada de eso importaba ahora. alguien iba a sacarlo fuera de aquellas paredes, alguien se habia molestado en liberarlo de aquella horrible prision de azulejos blancos. sintio como sus ojos comenzaban a llorar sin que el los controlase, solo fueron un par de lagrimas, pero no sabia si eran de alivio, o de puro terror por salir al exterior. trato de no pensar mientras lo llevaban al ascensor para bajar la silla. cuando se cerraron las puertas de la tercera planta supo que ahora ya no habia vuelta atras. quisiera o no, iban a sacarlo fuera. un escalofrio recorrio toda su nuca. cuando fue consciente de lo que ocurria identifico que lo que pasaba era que el enfermero lo estaba tocando.
el cuerpo de Kyo se quedo rigido bajo su mano. el instinto fue lo que le hizo actuar asi. Kyo desprendia un alma de soledad y vacio que traspasaban su piel para adentrarse en lo mas produndo de su corazon. el tocarlo, solo le confirmo lo que el pensaba. en apenas un instante llegaron a la planta baja y salieron una vez se abrieron las puertas. las enfermeras que habia por alli se apartaban palidas al verlo con el. algunas se arremolinaban entre ellas y comentaban algo,refiriendose a el como el loco de la 304. "no les hagas caso Kyo, si no se han dado cuenta de que te dan miedo las agujas muy buenas no deben de ser". no sabia por que se habia indignado tanto antes esa situacion. no conocia de nada al joven de ojos ausentes,pero habia decidido que queria ser su cuidador para todo. trasladarse a su habitacion si era preciso. no queria dejarle solo, queria tratar de liberar algo del vacio que habia dentro de su pequeño cuerpo.

tardaron poco en llegar a los jardines, alli vio gente acompañda por sus enfermeros, gente sola dibujando, escribiendo. otros conversaban entre ellos, o incluso solos. "bueno, ya estamos aqui, voy a llevarte a un sitio que te va a gustar". pese a oir las dulces palabras de Toshiya, ya se habia aprendido su nombre, no se sentia mejor. tenia la sensacion de ser un completo extraño para todos los demas. el resto de enfermos sabian quien era el. sin embargo el no conocia la identidad de ninguno. despacio incorporo su cabeza para poder oler mejor el aroma a primavera, eran tan parecido al que habia en la habitacion que le reconfortaba. antes de que se diera cuenta estaban debajo de los cerezos que miraba a traves de las rejas de su habitacion. sus ojos antes perdidos enfocaron las ramas, y sus brazos trataron de alcanzarlas. deseo ponerse de pie, pero la ultima vez que lo intento lo ataron durante dias a la silla.
Toshiya lo obvervaba sonriendo. su mirada ausente estaba enfocando, y podia ver la belleza y la fuerza que habia tras las gafas. con decision se puso frente a el, y le miro a los ojos. "levantate para tocarlas. no es necesario que esperes a que caigan en tus manos, aqui puedas cogerlas tu si quieres " sintio los ojos de Kyo buscando aprovacion en los suyos y cuando volvio a asentir, sonrio al ver como se levantaba de la silla para alcanzar las ramas mas bajas de los arboles.
hacia tanto tiempo que no tocaba hojas que apenas sus dedos si reconocia aquella sensacion. "gracias. gracias por liberarme de mi encierro. quizas tu si puedas hacerles ver que no estoy loco, que sino hablo es por miedo de que mis palabras puedan herir a alguien de nuevo...ellos no lo entienden, ellos no lo han vivido... ellos no han visto morir a alguien por no contestar a una pregunta en la forma en que la querian oir" sentia como Toshiya lo vigilaba de cerca, de esa manera se sentia seguro. pese a que deseaba salir corriendo y ocultarse para huir de alli no quiso hacerlo por miedo a que riñiesen al joven enfermero.
lo miraba sonriendo. lo veia caminar alrededor de los arboles y abrazarlos con fuerza. parecia feliz perdido entre las hojas rosadas y blancas. se sento en el suelo mientras Kyo iba de un arbol a otro. "no te alejes mucho, por favor. yo confio en ti, pero tienes que hacerme un minimo de caso. si quieres podemos venir aqui todas las tardes" vio como se detuvo cuando termino de hablar y giro para volver hacia el y sentarse a su lado. "¿estas bien aqui?" le pregunto dulcemente "ya que vi que te gustaban los cerezos,preferi que pudieras tenerlos cerca y no a traves de esas rejas tan horribles" vio como alzaba la cabeza e identificaba su habitacion en una de las paredes del edificio al tiempo que suspiraba. "quiero sonreir,pero me da miedo... me da miedo tenerte cerca Toshiya...me recuerdas a el, tan dulce, tan fragil y bello...¿podria alguien como tu llegar a quererme algun dia de nuevo?"
su mente se quedo quieta al sentir de nuevo la mano de Toshiya en su nuca. aquel tacto lo reconfortaba. echo inconscientemente la cabeza hacia atras para poder sentir mejor la mano sobre su cabeza. al ver como se habia movido para que lo tocase, abrio mas la mano y la coloco sobre su pelo, acariciandolo lentamente. se sentia bien cerca de el, si lo hubiera conocido en otra vida no le habria importado tenerlo como uno de sus mejores amigos. por lo poco que habia dicho la enfermera jefe, habia deducido que solo tenia una depresion. quizas si el lo ayudase Kyo podria salir de alli. el realmente no lo veia como un loco mas. lo veia como un genio frustrado en su lampara magica gritando porque alguien lo liberase de su encierro.

deseaba que lo abrazase. necesitaba que lo hiciera.estuvo a punto de romper a llorar y echarse en sus brazos, pero se contuvo. sabia que no hablaria, y al no poder explicarle lo que estaba ocurriendo solo conseguiria asustarlo. habia momentos de la noche en los que volvia a cantar solo para el, muy bajito y cuando sabia que nadie lo escucharia, cuando nadie podria caer de nuevo en las redes de su dulce voz y ser capaz de morir por ella. poco a poco se fue relajando, y sintio sus parpados caer a la par que su cuerpo. antes de que quisiera darse cuenta se habia quedado dormido

al ver que Kyo no se movia se asusto, pero al mirar su rostro vio que se habia quedado dormido por sus caricias. sonrio ante el gesto tan tierno que tenia en sueños.le quito las gafas para que no le molestasen, y lo apoyo sobre su cuerpo para que estuviera mas comodo."esperare aqui hasta que despiertes, no voy a dejarte solo, duerme tranquilo Kyo." suspiro y se dejo caer en el arbol que habia a su espalda para asi poder aguantar mejor el peso del joven.
sintio que alguien lo movia y desperto de golpe. cuando abrio los ojos se encontro con los de Kyo clavandose en los suyos. no pudo evitar sonreir al ver que sus pupilas parecian enfocar de nuevo. "me quede yo tambien dormido kyo, lo siento" trato de incorporarse, y vio que algo blanco cubria parte de su cabeza y la del joven. al mirar hacia arriba vio que era la camisa de Kyo. al volver a mirarlo vio que solo llevaba el pantalones y que estaba ligeramente mojado. "¿que coño?" salio de debajo de la tela y vio que estaba empezando a llover. cuando se dio cuenta de lo que habia ocurrido, no supo como reaccionar, si abrazarlo o regañarlo por haberse quitado su ropa por protegerlo a el. "Kyo...."susurro"¿por que lo has hecho cielo? si me hubieras despertado habriamos ido dentro" "queria verte dormir, eres hermoso totchi..." no supo durante un segundo si le habia oido hablar, o si solo era el susurro de las ramas de los arboles bailando con el viento, pero lo que si vio fueron sus labios moverse levemente, como si quisieran articular palabras.

no podia dejar de mirarlo, era demasiado hermoso para querer apartar esa vision de sus ojos. en cuanto sintio las primeras gotas de lluvia lo cobijo bajo su ropa, pero al ver que el tiempo empeoraba tuvo que despertarlo. una vez se puso toshiya en pie, el se vistio y fue hacia su silla de ruedas, dando asi por terminado su paseo. miro hacia arriba y se encontro con las rejas de su cuarto. toda la alegria que habia sentido esa tarde desaparecio en sus ojos, que se quedaron muertos de nuevo. toshiya se dio cuenta del cambio que sufrio kyo y se acerco a el despacio. "no quieres volver verdad..." "no toshiya, no quiero...estoy encerrado aqui sin motivo. ¿acaso uno no puede escoger la libertad de no hablar mas en su vida sin tener una razon que dar a los demas? solo yo se por que lo hago. solo yo se por que no quiero que mi voz salga de mis labios...no podria verme solo otra vez, por eso quizas siempre estoy en la ventana, por eso no quiero volver a amar a nadie...no quiero que me dejen solo otra vez" "si tu quieres puedo cuidarte, no me importaria trabajar aqui siempre para que no estuvieras solo..."
Kyo levanto la vista asustado. era totalmente consciente de no haber hablado, pero toshiya parecia haberle contestado a su pensamiento. no sabia que estaba pasando, pero sintio al mismo tiempo panico y una alegria enormes. por fin habia alguien que era capaz de entenderlo sin que tuviera la necesidad de hablar. quizas si hubiera otra oportunidad para el.

cuando llego con el a la habitacion la enfermera jefe llevaba un rato esperandolo. lo miro severamente al ver que Kyo se habia mojado.temio durante unos segundos que le prohibiera cuidarlo mas. "os han visto dormidos bajo los cerezos, menos mal que habeis despertado, sino habriais acabado hechos una sopa" "¿no te enfadas?" pregunto tochiya asustado "no puedo, kyo no tiene la mirada perdida ahora mismo pese a estar observandonos desde su rincon, no puedo enfadarme porque que este algo mejor" Toshiya no pudo evitar dar saltitos y abrazarse con fuerza a la mujer. "no te emociones, que hoy este mejor no implica que mañana no lo encontremos con los brazos llenos de arañazos. el es asi. nunca sabes el dia que lo encontraras muerto sobre su cama"
toshiya empalidecio al oir aquello. no sabia que le dieran ese tipo de ataques tan fuertes. "bueno, yo os dejo. vendre mas tarde a buscarte para que puedas volver a casa, o si quieres irte ya , puedes hacerlo, solo tenias que pasearlo. "no, prefiero quedarme con el un rato mas". la mujer asintio y salio por la puerta cerrandola a su paso. solo cuando la enfermera salio finalmente salio de la habitacion Toshiya se quedo tranquilo. le hubiera gustado preguntarle si podia trasladarse a esa planta para estar mas pendiente de kyo,pero al ser su primer dia de trabajo,no lo creyo oportuno. cogio aire con fuerza y se acerco hasta la ventana. kyo miraba los cerezos ahora empapados. observando la paz de su rostro se atrevio a tocarle el brazo para llamar su atencion. "si mañana no llueve podemos ir otra vez" "¿de verdad? seria feliz si pudiese volver a leer o incluso escribir de nuevo bajo las ramas" no pudo evitar sentir felicidad dentro de su pequeño cuerpo al ver como toshiya se preocupaba por el. sabia que las atenciones y el cariño no entraban en el sueldo. queria agradecerle de alguna manera lo que estaba haciendo por el. levanto los ojos y los dejo fijos en los de toshiya. al sentir la ternura con que lo estaba mirando no pudo evitar sentirse pequeño a su lado
al ver como los ojos de kyo se llenaban de lagrimas se asusto. sintio como de repente se cerro la boca del estomago y se le erizaba la piel de la nuca. cuanto mas nervioso de ponia, mas lagrimas nacian de los ojos perdidos de kyo,provocando que se sintiese culpable por ello. "no llores....¿que te ocurre?". la impotencia crecia cada vez mas dentro de el cada vez que veia caer una nueva lagrima de aquellos ojos.
queria decirle que estaba bien, que lloraba por puro alivio. al ver los nervios que tenia toshiya, los suyos comenzaron a despertar. sus manos empezaron a sufrir espasmos, sus dedos se habian cerrado fuertemente subre las palmas de las manos. de pronto sintio un fuerte dolor en la garganta, y se llevo las manos a ella para agarrarsela. de golpe de las llevo a la boca y comenzo a sentir como sus labios y sus dedos se llenaban de sangre.
toshiya se quedo congelado en el sitio al ver que estaba escupiendo sangre. su primer instinto fue echar a correr para llamar a la enfermera,pero al notar como tiraban de su bata para deternelo giro. al mirar atras vio el panico en los ojos de kyo. tenia los dedos goteando sangre, asi que su bata tambien debio de haberse manchado. cuando visualizo el cuerpo de kyo vio que tenia los brazos extendidos hacia el como si fuera un niño pequeño."me esta pidiendo que lo abrace"penso muerto de panico al verlo sangrar.
tenia miedo. siempre que se ponia muy nervioso comenzaba a sangrar por la boca. por mas estudios que le habian hecho, los medicos no consiguieron encontrar una respuesta. al ver como toshiya se iba, su cuerpo consiguio reaccionar para detenerlo. necesitaba que lo abrazase, que lo acunase en sus brazos. se sentia culpable por haberlo hecho enfadar hasta el punto de querer irse de la habitacion "lo siento toshiya,lo siento. no queria hacerte enfadar...¿serias capaz de perdonarme? ¿serias capaz de abrazar a un ser vil como yo?"
su cuerpo se congelo al recibir aquella informacion. kyo pensaba que se habia enfadado con el. sin estar totalmente seguro de lo que iba a hacer, abrio los brazos frente a el. sintio el peso del joven sobre su cuerpo, y lo envolvio en sus brazos, apoyando una de sus manos sobre la cabeza rojiza para acariciarla lentamente.
se refugio en su cuerpo. oia los latidos del corazon dentro del pecho de toshiya. se sentia protegido entre sus brazos. arriesgandose a que lo soltase, lo rodeo por la cintura con sus brazos para tenerlo mas cerca de su cuerpo. "¿estas mejor?". kyo volvio a mover sus dedos hacia arriba su espalda. "me alegro cielo. y no te preocupes kyo, no estoy enfadado contigo" levanto los ojos y los clavo en los de toshiya.¿como podia saber lo que el habia pensado? ¿era acaso capaz de leerle la mente? no, aquello era algo realmente imposible.nadie era capaz de leer las mentes de los demas. dejando atras aquel pensamiento, volvio a apoyar su cabeza sobre toshiya. se relajo de nuevo al sentir los dedos de este dentro de su pelo acariciando la suave y delicada piel de las raices. poco a poco se le fueron cerrando los ojos, y su respiracion paso a ser mas lenta y profunda. "seria capaz de quedarme aqui dormido. daria lo que fuera porque te dejasen dormir en mi habitacion para poder tenerte cerca" mientras pensaba se llevo una mano a la boca de manera inconsciente para cubrir un bostezo. al sentir la sangre entre sus dedos se separo de golpe de toshiya y comenzo a buscar manchas en su bata. "si se enteran de que sangre me volveran a atar a la cama. me prohibiran verte por las tardes. no quiero que te separen de mi, no quiero perderte..."

toshiya miraba atentamente los labios de kyo. se habia confirmado su suspecha, kyo no hablaba,pero si movia los labios cada vez que pensaba lo que queria decir. "y nadie se ha dado cuenta" penso " al igual que tampoco lo hicieron con lo de las agujas.¿cuantas veces mas te habran torturado sin que lo marecieses?" soltando despacio a kyo se separo de el y se quito la bata para ir a esconderla despues dentro de un pequeño armario que habia en la pared. al abrir la puerta vio que alli habia una bata limpia. sin pensarlo dos veces la saco y la coloco en la cama. despues volvio y cogio otro de los horribles pijamas blancos. una vez lo tuvo en las manos se acerco a kyo sonriendo."vamos a bañarte, yo escondere tu pijama y mi bata para que nadie sepa que ha pasado, ¿quieres?" al verlo sonreir estuvo a punto de morir de felicidad. sus ojos seguian vacios y perdidos, pero en su rostro se habia dibujado una sonrisa infantil debido a la forma en que tenia colocados algunos de sus dientes.lo llevo de la mano hasta el cuarto de baño que habia dentro de la pequeña habitacion y comenzo a llenar la bañera de agua caliente. mantenia una de sus manos dentro para asi poder controlar la temperatura de la misma.
por primera vez en mucho tiempo se sentia especial. despacio comenzo a quitarse el pijama para sumergirse en el agua caliente cuando toshiya terminase de prepararla. se acerco hasta el cuando finalmente lo llamo y se metio en la bañera blanquecina. el agua caliente relajo sus sentidos. difrutando de la agradable temperatura se tumbo. sabia que toshiya lo estaba vigilando,y que jamas lo tocaria, o si lo hacia no seria como las enfermeras que tuvo la primera temporada que estuvo ahi. solo recordar aquello hizo que se entristeciese,y se incorporo para buscar los cuidados de toshiya. no sabia como ocurria, pero cada vez que pensaba algo, este sabia lo que era, asi que esta vez trato de probar suerte."ven por favor". el ver como se separaba del marco de la puerta y se acercaba hasta el,le hizo enteramente feliz.
se acerco despacio hasta la bañera y se puso de rodillas apoyando los brazos sobre el borde. "¿como sabes lo que pienso?" pudo leer en sus labios. "es un secreto" con ternura le acaricio el rostro y kyo lo giro hacia el, clavando sus ojos en los suyos. de nuevo sus ojos estaban enfocando, solo que esta vez parecia haber algo mas ¿deseo? no, aquello era imposible. kyo estaba loco, o eso decian. a el no le parecia mas que un ser destrozado, pero aun asi no podia ser deseo lo que habia en sus ojos. continuo mirandolo hasta que le hizo bajar la mirada ruborizado. "si, si es deseo...no me hagas esto kyo...por favor"
se quedo absorto mirandolo. era demasiado bello para poder ser alguien real. no pudo evitar pensar en el como algo mas que un simple enfermero, y al ver como toshiya se sonrojaba se dio cuenta de que sus ojos volvian de nuevo a expresarse, volvian a la vida poco a poco. "lo siento, no queria que te sintieras incomodo" toshiya se limito a leer, y le insto con un gesto a que siguiera pensando. kyo solo asintio y continuo. "estar solo aqui no es precisamente algo agradable. mas de una enfermera, y algun que otro enfermero trataron de abusar de mi al saber que no podria delatarlos jamas. ...uno de ellos llego a violarme" comenzo a llorar en silencio provocando tambien el llanto en toshiya. "no llores, por favor, no quiero atormentarte con mi historia. no quiero que nadie mas sufra por mi. no merezco que nadie me quiera despues de lo que hice"
limpiandose los ojos se incorporo y lo abrazo con fuerza. su cuerpo temblaba y respiraba de manera irregular por el llanto. no queria soltarlo jamas. queria sacarlo de su encierro y llevarlo a su casa para acunarlo cada noche en su pecho mientras acariciaba su espalda. no le importaba el que jamas emitiera ningun sonido. el era de feliz leyendo sus labios. sentia las manos de kyo en su nuca, lo acariciaba tratando de consolarlo cuando debia ser el quien lo consolase, quien tenia que arrancarle el llanto de esos preciosos ojos vacios. "¿como puedo sacarte de aqui? ¿como puedo arrancarte este dolor?" las manos de kyo rodearon su rostro y lo levanto para que lo mirase. tenia los ojos rojos y llenos de lagrimas que resbalan por su piel y morian en el agua de la bañera. "no hay forma de sacarme de aqui...solo lo harian si volviera a hablar, pero no quiero, no puedo hacerlo. no lo entiendes. yo mate a alguien con una sola frase. la persona que amaba se suicido porque yo le dije que no lo queria. nos enfadamos y le dije que le odiaba que no queria verlo mas...nunca hubo una mañana siguiente para el, nunca hubo mas tardes bajo los cerezos....¿quieres acaso eso? ¿quieres ayudar a un asesino toshiya?"
se echo a llorar y ahora fue el quien se refugio en los brazos de toshiya. "no eres un asesino kyo, no lo mataste tu. el fue quien se quito la vida. todos decimos cosas de las que nos arrepentimos, pero el orgullo nos impide darnos cuenta de ello... si con solo hablar sabes que saldrias de aqui, hazlo. engañalos. sal de aqui y si despues no quieres volver a hablar no lo hagas, yo soy feliz solo leyendote los labios. no necesito oir tu voz para saber que eres tu quien necesito a mi lado todas las noches durmiendo en mis brazos y despertando en ellos cada mañana..." "toshiya..."

la voz sono tan dulce que creyo que era un angel a quien escuchaba. se separo de el con el rostro enrojecido y lleno de lagrimas. lo miro a los ojos como si ahora fuese el quien estuviese encerrado en aquel manicomio. no sabia si solo habia sido el deseo de oirlo o si realmente habia pronunciado su nombre, tan suave como si hubiera sido el susurro de las ramas en las noches de los veranos perdidos.tenia que comprobarlo de nuevo, tenia que asegurarse que aquello no habia sido una alucinacion de su cerebro. "¿kyo...? ¿has hablado? ¿has dicho mi nombre?"
la desesperacion de su voz llego hasta sus oidos. le destrozaba ver el sufrimiento que estaba acumulando toshiya. no era justo lo que les estaba ocurriendo. toshiya se merecia alguien mejor que el, mejor que un asesino. pero el habia dicho que queria dormir cada noche a su lado...¿acaso lo estaba tentando solo a que hablase para que saliera de alli? ¿lo estaria engañando solo para persuadirlo y hacerlo emitir algun sonido? la desesperacion y la tristeza de sus ojos era real, la forma en que lo miraba desde que lo vio por primera vez esa mañana era real. "no hay nada que perder, y sin embargo mucho que ganar... si realmente lo que siente es cierto quizas podamos empezar los dos de cero en nuestras vidas...¿y si a el tambien le hago daño?" sintio los dedos de toshiya en sus labios. dejo su mente en blanco de repente y alzo la mirada hacia el. "deja de pensar eso. no me vas a hacer daño por estar cerca de mi. lo haras si no intentas salir de aqui por ti kyo. tienes que salir por ti, no por mi. si quieres tenerme cerca de ti, sabes que sere la persona mas feliz del mundo. si no quieres que forme parte de tu vida, seria igualmente feliz solo por saber que tu ya no estas aqui..."
dejo su cabeza en blanco, trataba de no pensar pero le era imposible.anailizaba las palabras de toshiya una y otra vez, no llegaba a entender que significaban...queria preguntar, pero tenia miedo de hablar de nuevo..."¿serias capaz de estar con alguien como yo?"

la pregunta quedo suspendida en el aire. no, no habia sido un sueño. la voz era igual que la que habia pronunciando antes su nombre. "si" respondio llorando de alegria "claro que si...ya te lo he dicho antes quiero despertar todos los dias abrazado a ti, dormir junto a los cerezos..."

el sonido de la puerta al abrirse hizo que se callase de repente. se miraron asustados. ambos tenian el rostro y los ojos hinchados por el llanto. la primera reaccion de toshiya fue coger el mango de la ducha y abrir el agua, al ver que estaba caliente puso el chorro sobre la cabeza de kyo, fingiendo que estaba bañandolo.

se extraño al ver que no estaban en la habitacion. el sonido del agua caer llego hasta sus oidos y comenzo a hablar sin llegar a pasar. "toshiya, ¿lo estas ayudando a bañarse?" "¡si!" oyo desde el baño. "¡queria ahorraros algo de trabajo!...¿los enfermeros podemos quedarnos a dormir en las habitaciones de los pacientes?"

no oyeron respuesta. el sonido de los zuecos llego hasta ellos . "relajate totchi, penso, estamos mojados por el agua de la bañera. no puede saber que hemos estado llorando". cogio el bote de champu ignorando a la mujer que acababa de entrar en el baño, y con ternura comenzo a lavarle la cabeza. " gira kyo por favor. si echas la cabeza hacia mi no te caera nada en los ojos". la enfermera vio como kyo obedecia con una sumision que jamas habia visto antes. "le gustas toshiya. es raro que le guste alguien. suele ser muy arisco. tiene un aspecto muy dulce,pero su caracter no se parece en nada a la dulzura de su rostro" "a mi si me lo parece, alguien que no lo fuera no seria capaz de quedarse dormido sintiendo la paz que dan las hojas cayendo. es un alma muy dulce aunque no la muestre a todo el mundo...espero que pueda salir de aqui algun dia" la mujer acaricio su hombro, y se pudo en cuchillas a su lado. "saldra en cuanto el quiera hablar. es la unica condicion que le puso el psiquiatra para dejarlo volver a casa.pero si se niega a hablar jamas vera los arboles detras de las rejas y lo sabe." "¿en el momeno que hablara una sola palabra podria salir?" la mujer asintio. "pero no lo tomes como algo personal. muchas personas antes que tu lo intentaron, pero jamas lo consiguieron. a ver kyo, mirame." kyo giro hacia la mujer mayor. "¿quieres compañia hoy como cosa excepcional?" kyo levanto la mano y bajo y levanto su dedo indice un par de veces. "¿quieres que le pongamos una cama supletoria a totchi para que se quede hoy contigo?" repitio el gesto. "voy a hacer entonces la otra cama en un momento, no voy a dejar que tu amigo duerma en el suelo" "gracias" susurro toshiya "muchas gracias, de verdad" "tendria que dartelas yo a ti, no se que tienes, pero le gustas mucho. nunca quiso que nadie le hiciera compañia. voy a preparte la cama y me voy"
aisintio y vio como salia de alli. no pudo evitar sonreir como un niño pequeño al saber que pasaria la noche con el. podria tenerlo cerca y hablar por fin con el, oir su dulce voz solo para el. sin dejar de sonreir aclaro su cabeza. lo acariciaba despacio mientras le quitaba los restos de la espuma. al meter la mano en el agua de la bañera para ver la temperatura vio que se habia quedado fria. "esta helada...al final consigo que te pongas malo..." "¡toshiya! ya tienes la cama preparada. yo me voy ya. cuando tengais hambre bajad a cenar a la sala comun!" "¡esta bien! ¡descansa!" solo cuando oyo la puerta cerrarse pudo respirar tranquilo. miro a kyo y sintio como tambien se relajaba. "cuando salgas del agua te voy a dar un masaje en la cabeza. te va a encantar" lo vio asentir. "¿ya no me hablas?" pregunto mirandolo con tristeza. "no es por ti..." respondio dulcemente "hace mucho que no hablo con nadie...solo lo hacia cuando estaban todos durmiendo. es la falta de costumbre" toshiya asintio entristecido al oir aquello. despacio se incorporo mientras frotaba sus piernas medio dormidas. al ver como el se habia levantado kyo cogio el bote de gel y comenzo a enjabonarse con rapidez, como si quisiera salir lo antes posible del agua. cuando por fin consiguio que sus piernas reaccionasen se sento en la taza y espero a que terminara de lavarse para poder tenderle una toalla.
se enjabono con rapidez. queria huir de una vez de la bañera. no sabia por que toshiya habia querido quedarse esa noche con el. no sabia por que diablos habia vuelto a hablar. tenia miedo. miedo de lo que pudiera ocurrir a partir de ahora. pese a que odiara aquel lugar habia pasado cerca de dos años ahi dentro. no sabia como era el mundo que habia ahora fuera de aquellas paredes. "¿que diablos estas pensando? ¿acaso te has vuelto loco de verdad o que?no tienes donde ir, no tienes dinero con el que vivir. no puedes salir de aqui. no puedes cargar a toshiya con un inutil como tu" nego con fuerza con la cabeza al tiempo que se levantaba. antes de que le diese tiempo a salir sintio la calidez de la toalla limpia cubriendo su pequeño cuerpo. "toshiya..." "si, soy yo" lo abrazo "y no me gusta que digas esas cosas de ti. jamas me estorbarias, y quiero que vengas a casa conmigo. quiero cuidarte, quiero que seas feliz...pero necesito que tu me dejes hacerlo...sino, por mucho que yo quiera no conseguire nada. tu tambien tienes que querer darte una segunda oportunidad" se estremecio al oir aquello y giro para quedar frente a el. se apoyo en su pecho y lo rodeo por la cintura mojando su camiseta. "lo siento, te me mojado" "no te preocupes, pensaba quitarmela ahora igualmente, iba a ponerme un horrible pijama de estos para dormir...¿puedo abrazarte?" kyo se ahorro la respuesta abrazandolo con fuerza. los brazos de toshiya lo rodearon y se sintio totalmente protegido en ellos. suspiro con fuerza y lo apreto mas contra su cuerpo. no queria soltarlo, queria pasar asi toda la vida...¿seria eso acaso posible para el? "toshiya...." "dime, ¿necesitas algo?" al mirarlo vio que se habia ruborizado, y no pudo evitar alborotar la melena mojada. "¿que te da tanta vergüenza kyo?" "tu...tu...¿dormirias hoy en mi cama?" "hoy, y las veces que tu quieras hasta que salgas de aqui"
al oir la frase de toshiya levanto los ojos para mirarlo. sentia las lagrimas cayendo por su rostro con lentitud. separadose de toshiya se limpio los ojos, e inclino hacia el la cabeza, indicandole asi que salia ya del baño.toshiya lo seguia con la mirada mientras caminaba hacia la cama envuelto en la toalla. una vez frente a la cama se la quito dejando que cayese al suelo. sin poder apartar los ojos de el, se le acerco poco a poco mientras se ponia el pijama limpio. "eres precioso..." susurro al verlo desnudo. kyo giro hacia el ruborizandose. hacia tiempo que no se sentia especial, y ahora tenia miedo de que solo fuese un sueño. al notar los ojos de toshiya recorriendo su piel desnuda, volvio a sentir como se sonrojaba. "¿como sera sentir sus manos en mi piel?me gustaria conocer el sabor de sus labios algun dia..." suspiro y termino de vestirse mientras veia como toshiya iba hacia la puerta y la cerraba desde dentro. sintio miedo cuando giro y lo miro con lujuria. "¿que ocurre toshiya?" comenzo a temblar al ver como cada vez lo tenia mas cerca.
una extraña sensacion de tristeza recorrio su cuerpo cuando vio que kyo temblaba con mas fuerza a cada paso que el daba hacia el. "¿que te pasa?" pregunto preocupado. "he cerrado para que no nos molesten, y asi no empiecen a preguntar por que me quedo aqui contigo...¿no pensaria que iba a hacerte daño?" al ver como asentia avergonzado se acerco a el y lo abrazo de nuevo. "no temas kyo, quiero cuidar de ti, no atemorizarte y que vayas muerto de miedo a mi lado" lo vio asentir entre sus brazos. le gustaba que lo abrazase y lo protegiese. por mucho que desease confiar en toshiya continuaba teniendo miedo de la gente. todos sus cuidadores habian abusado de el en algun momento, no era facil desprenserse de ese miedo. noto como toshiya comenzaba a caminar hacia la cama sin soltarlo. se dejo guiar por el, quien lo sento en el borde. "te voy a dar el masaje que te dije, no creas que se me ha olvidado" se sento en el cabecero de la cama y cruzo las piernas. "apoya sobre mi la cabeza. estaras mas agusto aqui tumbado" asintio y se tumbo poco a poco hasta quedar de espaldas sobre el colchon. una vez se acomodo, subio sobre la cama hasta apoyar la cabeza sobre el regazo de toshiya. las yemas de sus dedos comenzaron a acariciarlo despacio. se deslizaban suavemente sobre la nuca hasta la coronilla, y despues volvia al punto de inicio. "¿te gusta cielo?" "me estoy durmiendo..." susurro kyo. "entonces es que voy bien" respondio sonriendo.
alzo los brazos para alcanzar el rostro de toshiya. acaricio la piel con miedo y delicadeza al mismo tiempo. queria que lo besase, queria sentirlo tumbado sobre su cuerpo para poder acariciarlo con sus propias manos. un escalofrio recorrio su nuca cuando sintio los labios de toshiya besando la palma de su mano. continuo besandolo hasta hacerlo gemir. solo entonces lo miro a los ojos, con los suyos llenos de deseo.
al ver que lo miraba entrelazo sus dedos en los de kyo, y acaricio con los labios y la lengua la cara interna de sus muñecas, provocando que gimiese de nuevo. "¿estas bien amor?" pregunto extrañado al ver lo excitado que estaba pese a que no lo hubiera tocado. "hacia demasiado tiempo...el resto solo abusaban de mi...tu me tocas de otra manera...." "¿me dejarias besarte kyo?"
se quedo bloqueado el oir la voz de toshiya pronunciando con dulzura la frase que tanto temia.por mas que deseara hacerlo, no sabia si estaba preaparado para ello. toshiya habia logrado en menos de venticuatro horas, lo que en años no habia logrado el tratamiento. sus ojos lo buscaron con miedo,pero al ver la ternura y la paciencia que habia en ellos se tranquilizo.
al darse cuenta de lo que habia preguntado se sintio rastrero. sentia que lo obligaba a hacer cosas que aun no estaba preparado para llevar a cabo. "bastante es que has conseguido que hable,pero se ve que no te das por contento.¿que pretendes? ¿acostarte ahora con el o que?" "lo siento kyo.olvida lo que acabo de decirte, por favor...." "no..." susurro. "quiero que me beses" respondio temblando, "necesito que lo hagas..." despacio se separo de el y se tumbo en la cama mirandolo a los ojos. sin perder el contacto visual se acerco a su cuerpo cuando toshiya tambien se tumbo. como su fuese un niño pequeño se refugio en sus brazos y se envolvio con ellos. rodeo su cuerpo con las piernas y lo acerco mas a el. "al final me vas a espachurrar" rio ligeramente toshiya. "lo siento...me gusta tenerte cerca...totchi, ¿por que no quieres besarme?" "no quiero hacerte daño. no quiero que me compares con la gente que lo hizo antes..." "¡no eres como ellos!" interrumpio kyo. "solo tu conoces mi voz, solo tu..." antes de que pudiera terminar la frase sintio los labios de toshiya presionando los suyos suavemente. lo besaba despacio, acariciando su labio inferior con su boca y su lengua. poco a poco sintio su cuerpo arder como hacia tiempo no lo hacia. al ver como lo trataba perdio el miedo y comenzo a besarlo el tambien con la misma lentitud, pese a que necesitaba hacerlo con urgencia.
toshiya se atrevio a profundizar mas el beso al sentir como kyo lo instaba a ello. apreto ligeramente la lengua contra la boca de kyo para poder abrirse paso hasta su boca. no pudo evitar gemir dentro de toshiya al sentir como acariciaba su lengua. sin ser apenas constiente de lo que hacia, lo rodeo con sus brazos hasta dejarlo encima de su cuerpo. no supo cuanto tiempo estuvieron besandose, pero cuando rompieron el beso para poder respirar, sintieron sus estomagos doloridos. "besas muy bien kyo" confeso bajandose de su pequeño cuerpo. "no, no lo hago. solo hice lo mismo que tu, asi que quien besa bien eres tu." toshiya sonrio y lo agarro por los brazos para girarlo y situarlo sobre su cuerpo para poder abrazarlo con fuerza.
no queria que lo soltase. todo el dolor acumulado habia volado encondido en ese beso. aun tenia los nervios erizados y la piel ardiendo. los dedos de toshiya acariciaban su espalda por debajo de la tela del pijama haciendo que se retorciese. una de las veces acaricio su nuca haciendolo gemir. "por fin siento esto de nuevo...penso, pense que jamas volveria a ver a alguien que supiera entregar todo lo que sentia en una sola caricia.¿serias capaz de quedarte conmigo toshiya?"
toshiya leia sus labios atentamente. sabia que estaba jugando sucio, ya que kyo al no ser consciente de que lo hacia, no tenia ninguna privacidad. suspiro y comenzo a acariciar el rostro de kyo con la otra mano. no sabia a ciencia cierta que hora era, pero suponia que no muy temprano. "cariño, ¿quieres dormir ya? yo si estoy algo cansado" "yo tambien. el oirme hablar de nuevo con alguien que no sea yo me agota. no estoy acostumbrado a tratar con las personas, y hoy ha sido la excepcion" sonrio sin dejar de mirarlo y se levanto de la cama para ir despues al armario. busco entre los cajones un pijama sin dejar de sonreir. cuando encontro uno limpio volvio hacia toshiya que estaba desvistiendose y se lo entrego. "muchas gracias kyo" mientras toshiya se vestia abrio la cama y se metio dentro para refugiarse en el calor de las sabanas. se tumbo de lado y se fue a uno de los laterales para dejar sitio a toshia, quien le insto a que se acercase a el cuando se tumbo. lo rodeo con sus brazos y acaricio su rostro. se cobijo mas en el cuando sus manos recorrieron su espalda y su cuello. cerro los ojos y se rejando sintiendo el tacto de aquella piel que conseguia que todo lo malo se fuera de su mente.despacio levanto la cabeza y se lo quedo mirando fijamente. "dime kyo" al oir que lo llamaban salio del trance y nego con la cabeza. "nada...¿apagamos ya la luz?" toshiya asintio y salio de la cama para apagarla.
la habitacion quedo en penunbra haciendo que la luz que entraba por la ventana crease extrañas formas. giro y le dio la espalda a toshiya quien lo abrazo para acercarlo a el. entrelanzando sus dedos con los de el se encogio algo mas para darse calor. suspiro y miro por la ventana como hacia todas las noches. le gustaba mirar el cielo oscurecido y crear extraños dibujos con la forma de las nubes. se quedo mirando fijamente la luna que ya brillaba radiente ahora que las nubes de tormenta se habian alejado de alli. "es preciosa, pero no tanto como el...ni siquiera las flores lo son ya...no te pareces en nada a el...,suspiro, todavia siento el dolor de los golpes y los insultos. ¿que vi en ti? por mas que me maltratases yo volvia una y otra vez a tu cama, noche tras noche hasta que el dolor pudo conmigo y te dije que ya no te amaba, que ya no volveria a tu lado. jamas pense que reaccionarias de esa manera.enloqueciste hasta el punto de no saber que era yo quien tenias delante. recuerdo con demasiada claridad el dolor cuando la silla se rompio en mi espalda y cai rodando por las escaleras. saliste detras de mi gritando mi nombre y que me querias, que yo te pertenecia, que mi vida era tuya. cuando te vi llorando delante de mi pidiendome perdon te crei otra vez. jamas sabre si fue por miedo, o porque ya me habia acostumbrado a ese circulo vicioso. cuando te calmaste curaste mis heridas y me sedujiste de nuevo. aquella noche fue diferente,crei que de verdad cambiarias,pero al ver como me mirabas supe que nada iba a cambiar...si me concentro lo suficiente siento las lagrimas arder mientras dormias. jamas supe de donde saque el valor suficiente para escapar con el cuerpo destrozado de tu casa a esas horas de la noche, ni como me atrevi a escribirte la nota diciendote que me iba, que jamas volverias a saber de mi. llegue a casa y cerre todo por miedo a que vinieras a por mi, por miedo a que me matases por la rabia. no supe de ti en tres dias en los que no podia dormir por temor a que consiguieras el modo de acceder hasta mi. cuando finalmente el cansancio vencio mi consciencia el telefono me desperto de un salto. jamas llegue a saber quien habia al otro lado de la linea, pero no me hubiera gustado haber sido el en aquella situacion. pregunto por mi con pesadumbre en la voz, y me dio la noticia: siento tener que decirle esto, hemos encontrado su cuerpo muerto en la bañera. lo siento mucho. solo encontramos una nota y su nombre. nos costo mucho dar con algun telefono de contacto para poder localizarlo. se que es duro pero....necesitariamos que identificase el cadaver... el telefono cayo de mis manos. el ruido que hizo al estrellarse contra el suelo me devolvio a la realidad...yo te habia matado. yo habia rajado tus brazos escribiendo aquellas frases...yo te mate para que no me mataras tu a mi...."
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 7 comments